¿Cómo de verde son las ecoetiquetas?

La Universidad de Victoria en Canadá ha lanzado un estudio que está apoyado por el Environment Pew Group que examina el papel de 20 etiquetas sostenibles diferentes que se aplican en el ámbito de los peces marinos de acuicultura como el salmón, bacalao, rodaballo o mero.

 

En el texto se examinan y critica las etiquetas ecológicas, que según el estudio lideran las certificaciones sostenibles y que en algunos casos no mejoran la protección del medio ambiente frente a las opciones convencionales.

 

En el estudio se evalúan 10 variables ambientales para evaluar las eco-etiquetas, como el uso de antibióticos, el efecto ecológico de los peces de cultivo que escapan de las jaulas, sustentabilidad del pescado que sirve como alimento, el uso de antiparasitarios, y la energía industrial que se necesita en la producción acuícola.

 

Otro aspecto que pone en evidencia las deficiencias de este tipo de etiquetado se encuentra en como abordan la producción por piscifactorías de manera individual. Según los autores los efectos ambientales acumulativos de varias granjas en un área determinada podrían reducir los beneficios de reducir los impactos en una granja o pequeño grupo de granjas determinadas.

 

El estudio no considera las eco etiquetas para peces de cultivo de agua dulce, como tilapia y bagre.

Ir al estudio

Comentarios