La acuicultura la única industria de productos acuáticos que crecerá de aquí a 2030

La acuicultura producirá casi dos tercios del pescado que se consumirá a nivel mundial en 2030, es la conclusión más relevante del informe FISH 2030 elaborado por encargo del Banco Mundial, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Acuicultura (FAO) y el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI, siglas en inglés).

Gustará más o menos, pero está claro que con las capturas pesqueras estancadas, ese esfuerzo por alimentar a una población creciente pasa por el crecimiento racional de la acuicultura.

Este informe debe hacer reflexionar a aquellos que manifiestan animadversión sobre el concepto de acuicultura o piscifactoría; y deben darse cuenta que estar en contra de la acuicultura es tan absurdo como estar en contra de la ganadería o la agricultura. Sin embargo, a día de hoy, todavía existe una mentalidad de rechazo.

La mayor demanda del consumo vendrá, sobretodo de China y los países emergentes. Estos países ya han puesto su punto de mira en el sector y, actualmente están produciendo para autoabastecerse y para la exportación a los países desarrollados.

Según datos del informe, el 38 por ciento de todo el pescado que se produce actualmente en el mundo se exporta y, en términos de valor, más de dos tercios de las exportaciones de pescado de los países en desarrollo se dirigen a los países desarrollados

Europa, y España, son deficitarios en esta proteína. La pesca no podrá cubrir este hueco existente y, por tanto, la acuicultura es la única vía. Los Gobiernos han dado los primeros pasos hacia un desarrollo del sector dentro de Europa. Ahora queda que las regiones apoyen desburocratizando ese desarrollo y que la sociedad tome conciencia y exija una producción sostenible y de calidad. Ahora es más fácil actuar que cuando ya sea demasiado tarde.

Ir al Comunicado completo del Informe