Lucio Grassia

Ostriche – Passioni Divine

El pasado viernes 21 de noviembre se presentó en Génova, Italia, “Ostriche – passioni Divine” del biólogo italiano Lucio Grassia y el francés Franck Vilboux, de la editora transalpina Sagep.

El pasado lunes, 22 de diciembre, llegó a mis manos.

Se trata de un libro de colección, cuyas fotografías y textos nos invitan a conocer el universo que rodea a las ostras.

En la publicación, el investigador francés explica a los lectores italianos que, para los franceses, las ostras son como la pasta para ellos. Por su parte, el autor italiano, quiere “dar dignidad a la ostricultura italiana”, cuyos mayores expertos se encontraban en la época de los Romanos.

Según describen, el libro tiene como objetivos “reunir a los amantes de las ostras: los productores, los restauradores, y los consumidores; ofrecerles consejos, más o menos explícitos; y acrecentar la autoestima de los productores”.

El libro está escrito en italiano, según dicen ellos mismos, “quizá el primero de la historia”.

En él se explica que son, cómo son, donde viven, cómo se crían, y cómo se abren y se comen las ostras. Además, ofrecen sugerencias, consejos, opiniones, ideas, vinos para combinar, lugares de origen y un gran número de direcciones útiles.

“Franck Vilboux ha ilustrado el producto de manera académicamente perfecta, Lucio Grassia ha descrito también… el alma, a veces como una aventura romana”, señalan.

El valor de las buenas ideas

La semana pasada, durante una visita a las instalaciones del IRTA en San Carles de la Ràpita, el almejista italiano – Lucio Grassia – comentó un tema que muchas veces pasamos por alto, el valor de las buenas ideas y las soluciones que aportan.

Durante el recorrido, cuando pasamos por la sala donde mantienen estabulados a los reproductores de lenguado de primera generación, nos explicaron que se encuentran estudiando el porqué no se puede conseguir la reproducción. Los expertos del IRTA están analizando cada detalle con cámaras infrarrojos y otros sensores.